Parque de la Sierra y Cañones de Guara. Espacios Naturales Protegidos en Aragón. Naturaleza en Aragón.
pasapues > Naturaleza de Aragón

Parque de la Sierra y Cañones de Guara. Espacios Naturales Protegidos en Aragón.



Nombre y Figura de Protección:

Parque de la Sierra y Cañones de Guara. Declarado por Ley 14/1990 de 27 de diciembre, de las Cortes de Aragón. Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), según la Directiva 79/409/CEE.

Términos Municipales:

Abiego, Adahuesca, Aínsa-Sobrarbe, Alquézar, Arguis, Bárcabo, Bierge, Boltaña, Caldearenas, Casbas de Huesca, Colungo, Huesca, Loporzano, Nueno y Sabiñanigo.

Extensión:

47.450 hectareas de Parque y 33.775 hectareas de Zona Perférica de Protección.

Altitud:

Entre 430 metros en el río Alcanadre y 2.077 metros en el Tozal de Guara.

Elementos de Interes:

Relieve kárstico: dolinas, grutas, simas, cañones, ...
Bosque mediterráneo, enclaves de bosque atlántico y pastizales de montaña.

Descripción

Entre el Valle del Ebro y los Pirineos, las sierras de Guara, Gabardiella, Arangol, Balcés y Sevil y los cañones de los ríos Flumen, Guatizalema, Alcanadre o Vero, constituyen un valioso enclave natural conocido sólo por sus habitantes durante largo tiempo.

Guara

Estas sierras fueron ya pobladas durante el Paleolítico Superior, como indican las pinturas rupestres halladas en el abrigo de la Fuente del Trucho. Su espectacular e intricada orografía sorprendió, ya a principios de siglo, al incansable pirineista galo Lucien Briet, quien las describio en su obra: Superbes Pyrénées (Soberbios Pirineos).

Sin embargo, no es hasta el último tercio del siglo XX cuando Guara comienza a recibir una creciente avalancha de visitantes. Con gran auge, surgen entonces la práctica del barranquismo, la acampada libre y el tránsito masivo de vehículos 4X4. Ante el incremento de agresiones al medio que se detectan, a principios de los años 80 numerosas asociaciones montañeras y ecologistas comienzan a reclamar la protección de este Espacio Natural.

En 1987 la Diputación General de Aragón publica un Decreto, que no prosperaría, por el que Guara se protege con la figura de Parque Natural. Sin embargo, hasta diciembre de 1990 no se declara por Ley el PARQUE DE LA SIERRA Y CAÑONES DE GUARA. Previamente, en 1989, tras la realización de un inventario y censo de aves rapaces, se incluyó este espacio en la red de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAs), reconociendose como una de las principales reservas rupícolas de Europa.

Para evitar posibles impactos ecológicos y paisajísticos procedentes del exterior, el Parque posee una Zona Periférica de Protección. También se ha creado -al igual que todos los Espacios Naturales Protegidos- un Área de Influencia Socioeconómica para fomentar la participación de los habitantes en el desarrollo socioeconómico de la zona. En este área se contemplan axxiones como: dotación de infraestructuras, programas de rehabilitación de vivienda y mejora de las actividades económicas tradicionales.

El control del uso público del PARQUE DE LA SIERRA Y CAÑONES DE GUARA -y en general de todos los Espacios Naturales Protegidos-, hace necesaria la adopción de diversas medidas de gestión a partir de estudios como los de capacidad de acogida del espacio y la tipología de sus visitantes en orden a una regulación de su uso deportivo y turístico. Con ello se pretende conservar los excepcionales valores naturales que en este Espacio Natural han perdurado hasta nuestros dias.

Otros Espacios Naturales Protegidos en Aragón: