Pasapues > Naturaleza de Aragón > Historia natural

BOTáNICA. Los grupos taxonómicos vegetales. Arrizofitas Historia Natural.





SUBREINO PRIMERO: ARRIZOFITAS.

TIPO I. PROTOFITAS O ESQUIZOFITAS.

Las Protofitas se caracterizan por que sus células tienen una sencillez mayor que las de los demás seres vivos. No solamente carecen de plastos, sino incluso de núcleo: los granos de cromatina se presentan difundidos por todo el protoplasma (fig. 482). Se multiplican activamente por simple escisión (a lo que alude el nombre de Esquizofitas) y cuando las circunstancias del medio son desfavorables forman esporas durables (fig. 482)

CLASE I. Cianofíceas o Esquizofíceas.

Son vegetales azulados a causa de pigmento llamado ficocianina que enmascara la clorofila. El talo es unicelular o pluricelular. Las células se multiplican por división y frecuentemente quedan unidas en familias o colonias por las membranas gelificadas (fig. 480)

En general todas las células del talo son iguales, y susceptibles de división, pero en algunas especies se encuentra de trecho en trecho células llamadas heterocistos (fig. 481 g), que son más grandes que las otras, de contenido pobre e incapaces de división.

---.
Figura 480. ---.

---.
Figura 481. ---.

Las cianofíceas son extraordinariamente abundantes en las aguas dulces y en la tierra húmeda. En el mar escasean bastante. Las más importantes son:

1. la Gloeocapsa (fig. 480), unicelular redondeada, pero frecuentemente en colonias gelatinosas.

2. Las oscillarias, filamentos sencillos, formados de células discoidales superpuestas, un poco curvados en la punta. Se mueven girando alrededor de su eje por lo que parece como si la punta oscílara a derecha a izquierda, a lo que alude el nombre. Carecen de heterocistos.

3. Los Nostoc, filamentos sencillos de células esferoidales, arrollados caprichosamente (fig. 481) e incluídos en una gran masa de jalea que puede alcanzar tamaño de ciruela. Poseen heterocistos. Algunas especies viven en huecos de otras plantas.

CLASE II. Bacterias o Esquizomicetos.

Difieren de las Cianofíceas por carece de clorofila, lo que determina que tengan que vivir parásitas o saprofitas. Algunas, sin embargo, son autótrofas, bien por poseer un pigmento especial rojizo, llamado bacteriopurpirina, equivalente a la clorofila, ya porque sean capaces de procurarse energía mediante ciertas reacciones químicas (véase más abajo).

Las bacterias son seres unicelulares de ínfimas dimensiones. Unas son inmóviles, pero otras poseen cirros vibrátiles (fig. 485). Se multiplican activísimamente por simple división. Cuando las circunstancias del medio son desfavorables forman resistentes esporas endógenas (fig. 482) que les permiten quedar en estado de vida delante durante un tiempo más o menos largo.

---.
Figura 482. ---.

La forma de las bacterias responde a tres tipos (fig. 483): a) cocos o bacterias redondeadas. - b) bacilus o bacterias alargadas rectas, sin cirros (bacterium) o con ellos (Bacillus). - c) espirilos o bacterias curvadas en coma (vibrio) o en espiral (Spirillum). Sin embargo, estos vegetales cambian extraordinariamente de forma según las circunstancias del medio en que se desarrollan. Este curioso fenómeno se denomina pleomorfismo (fig. 484).

La biología de las bacterias es variadísima. Con arreglo a ella se distinguen una porción de grupos que, sin embargo, se dejan reunir en cuatro.

---.
Figura 483. ---.

1. BACTERIAS PARáSITAS. Viven sobre animales o vegetales, a los cuales producen enfermedades (bacterias patógenas). Ejemplos: Bacterium tuberculosis o de Koch; Bacterium diphteriae o de la difteria; bacterium anthracis o del carbunco; bacillus tetani o del tétanos; bacillus typhi o de Eberth, de la fiebre tifoidea; vibrio comma o del cólera, etc., etc.

2. BACTERIAS SAPROFITAS. Vegetan sobre sustancias orgánicas a las cuales descomponen. Las llamadas bacterias cimógenas producen fermentaciones, como el Bacterium acidi lactici, que agria la lache, y el Bacterium acetium, que convierte el vino en vinagre. Las denominan saprógenas determinan putrefacciones; ejemplo: el Bacterium ohosphoreum, que produce la fosforescencia de la carne.

3. BACTERIAS AUTOTROFAS. Estas bacterias pueden sintetizar la materia orgánica a expensas de la mineral. Las más notables son las llamadas bacterias nitrificaciones, descubiertas por el sabio ruso winogeadsky en 1889. Desde hacia mucho tiempo se sabía que las sales amoniacales del suelo se convertían poco a poco, por oxidación en nitratos. Winogradsky demostró que esa nitrificación era obra de unas bacterias (fig. 485) que se encuentran impregnando la superficie terrestre hasta una cierta profundidad. Unas - las bacterias nitrosas - oxidan el amoniaco, convirtiéndolo en nitritos. La energía que se libera en las reacciones oxidantes de la nitrificación la utilizan estas curiosas bacterias para sintetizar - incluso en la oscuridad - el alimento orgánico a expensas del anhídrido carbónico del aire. (La oxidación de NH3 en NO3H, proporciona 90600 calorías por gramo; la de NO3H en NO3H, suministra 18.000.)

4. BACTERIAS SIMBIóTICAS. Son bacterias que vienen asociadas a vegetales o animales con beneficio recíproco para los dos simbiontos. En el capítulo de Ecología animal vimos algunos interesantes ejemplos de simbiosis de bacterias y diferentes animales. En el de Ecología vegetal tuvimos ocasión de estudiar la interesante simbiosis entre ciertas bacterias y las raíces de algunas plantas superiores.

TIPO II. TALOFITAS.

Plantas taliformes unicelulares o pluricelulares, cuyos gametos femeninos se forman en oogonios, es decir, en el interior de una célula madre (figura 459, o). Por lo demás, los gametos masculinos suelen ser anterozoides (e), formados en anteridios (a), o bien células inmóviles. En la mayoría se observa la generación alternante. Distinguiremos tres Clases: algas, hongo y líquenes.

CLASE I. Algas.

Son las talofitas provistas de clorofila y por tanto autótrofas. La mayoría vive en el mar, muchas en las aguas dulces; algunas en tierra. Los cloroplastos tienen variadísimas formas y tamaños, pudiendo estar impregnados de pigmentos de color variable que enmascaran la clorofila subyacente y dan a las algas colores distintos.

---.
Figura 486. ---.

SUBCLASE I. Flageladas. Reunidos bajo este nombre los organismos unicelulares que se mueven mediante flagelos, poseen clorofila y se multiplican por división longitudinal. Algunos forman zoosporas y otros gametos. Como hemos dicho al tratar de los flagelos animales, estos seres son en realidad intermedios entre los animales y los vegetales. En algunos de los que por tener clorofila pueden considerarse como verdaderas plantas, se observa que pueden capturar y asimilar presas vivas como si fueran animales. Algunas pueden emitir seudópodos. Las algas flageladas mas importantes son: la Euglena viridis, (fig. 10) notable por tener una macha ocular en la parte anterior del cuerpo, y las PERIDINALES o DINOFLAGELADOS (fig. 487), abundantísimas en el mar y en las aguas dulces.

---.
Figura 487. ---.

---.
Figura 488. ---.

SUBCLASE II. Clorofíceas. Algas de color verde puro que se reproducen por zoosporas o por gametos, de los cuales por los menos uno es móvil mediante flagelos. Las más notables son: 1. El oleurococcus (fig. 488), unicelular y muy frecuente sobre las paredes y árboles húmedos a los cuales reviste de una capa verde. 2. La lechuga de mar (Ulva lactuca) de talo laminosos que parece una hoja de lechuga y vive en el mar, apareciendo con frecuencia en las playas. 3. Las SIFONALES, notables por sus talos sifonados, es decir, constituidos por tubos que encierran una masa protoplasmática continua salpicada de núcleos. Sus formas son variadísimas.

SUBCLASE III. Conjugadas. Son algas verdes unicelulares o filamentosas, su reproducción es siempre sexual mediante copulación de dos gametos inmóviles que al fundirse engendran un huevo llamado zigospora. Las más conocida es la Spirogyra, alga filamentosa de las aguas dulces (fig. 489) curiosa porque cada célula integrante posee un cromatóforo acintado enroscado en hélice. La copulación se verifica entre células de dos talos puestos paralelos, previa la formación de sendos prolongamientos que constituyen un tubo por el cual pasa el contenido de una célula a otra, fundiéndose en una sola.

---.
Figura 489. ---.

---.
Figura 490. ---.

SUBCLASE IV. Feofíceas. Algas casi exclusivamente marinas, de color pardo más o menos subido por tener la clorofila enmascarada por un pigmento pardo llamado ficofeína. El talo es, en el caso más sencillo, un filamento, pero abundan especies de talo complicado y aun diferenciando en falsos tallos y hojas, como los sargazos (fig. 405). Algunas algas de este tipo alcanzan gigantescas dimensiones. Merecen mención las FUCáCEAS, de talo complicado y reproducción exclusivamente sexual heterógama mediante espermatozoides biciliados y oosferas inmóviles (fig. 23). Como ejemplo citaremos las tan abundantes corbelas o encinas marinas (Fucus, fig. 490), cuyo talo es aplanado y ramificado dicotómicamente.

Los sargazos (fig. 490), muy abundantes flotando en los mares cálidos, principalmente en el << mar de los sargazos>>, en medio del Atlántico, pertenecen también a las fucáceas.

SUBCLASE V. Diatomeas. Algas unicelulares de color pardo o amarillento a causa de tener los cloroplastos impregnados por un pigmento especial llamado diatomina. Lo más notable de ellas es su esqueleto, compuesto de dos valvas o frústulas que encajan una en otra como una caja y su tapa (fig. 491) y que están reforzadas por varios finos y bellísimos dibujos silicios (fig. 492). Se multiplican por bipartición separándose las dos valvas y formándose otros dos, que encajan respectivamente en la tapa y en la caja de la frústula primitiva.

Las diatomeas abundan en el mar, donde sus caparazones forman, como los de los radiolarios y foraminíferos, extensos depósitos (barro de diatomeas). También son muy comunes en las aguas dulces. La más conocida es la pleurosigma angulatum, cuya frústula (fig. 493) se emplea para comprobar la bondad de los objetivos microscópicos.

---.
Figura 491. ---.

---.
Figura 492. ---.

---.
Figura 493. ---.

---.
Figura 494. ---.

---.
Figura 495. ---.

---.
Figura 496. ---.

SUBCLASE VI. Rodofíceas o Florideas. Algas de color rojo, violeta o púrpura por tener sus cloroplastos impregnados por un pigmento rojo llamado ficoeritrina. Casi todas son marinas y viven en la zona más profunda de la costa. Su talo varía extraordinariamente, siendo unas veces filamentoso, otras plumoso (fig. 495), otras laminar (fig. 497), etc. Resultando en ocasiones sumamente vistoso.

Las reproducción asexual tiene lugar por tetrasporas, que se forman en grupos de a cuatro en células madres llamadas tetrasporangios. La sexual es heterógama, pero se verifica de un modo muy particular (fig. 496).

Las células masculinas (sp) son inmóviles y se llaman espermacios; las femeninas (o) reciben el nombre de carpogonios y llevan en su ápice un prolongamiento llamado tricogino (t) y su protoplasma (E, ns) va a fundirse con la oosfera (E, no) para formar el huevo. Este germina sobre la planta madre (fig. 496, B, C, D) y produce unos filamentos esporógenos, que engendran en sus extremos unas esporas especiales llamadas carposporas, las cuales germinan en el fondo del mar, dando una nueva planta.

Como se ve en las algas rojas tienen una clarísima generación alterante. La planta con anteridios y carpogonios representa un gametofito; los filamentos esporógenos, que engendran los carposporas, representan el esporofito.

---.
Figura 497. ---.

En la mayora de los géneros, los carposporas no dan directamente el gametofito, sino un cuerpo filamento llamado protonema o tetrasporofito que engendra tetrasporas, las cuales dan los gametofitos.

Las rodofíceas más interesantes son las CORALíNACEAS, notables por segregar alrededor de sus células gran cantidad de carbonato cálcico, que les da semejanza con los corales. Las Corallinas tienen el ralo ramificado; los Lithothaminium lo tienen crustáceo (fig. 497). Abundan muchos en los trópicos y contribuyen a la formación de los arrecifes madrepóricos.

TIPO III. BRIOFITAS O MUSCíNEAS.

Plantas arrizofitas caracterizadas: 1. por poseer arquegonio típicos; 2. por tener anterozoides ciliados. 3. por poseer una reproducción alternante bastante clara en la cual el gametofito es libre y más desarrollado que el esporofito, mientras éste queda reducido a un embrión modificado llamado esporogonio, que vive parásito sobre el anterior. Además, las esporas, no dan directamente un nuevo gametofito cada una, sino que originan un cuerpo vegetativo transitorio y sencillísimo llamado protonema, encargado de dar por gemación varios gametofitos.

---.
Figura 512. ---.

El aparato vegetativo es, en las especies inferiores, perfectamente taliforme (fig. 512, A.), recordando el talo de una alga; en las formas superiores se halla diferenciado en un falso tallo y unas falsas hojas (fig. 515) que imitan el tallo y las hojas de las plantas rizofitas, pero carecen de fibras de vasos y de estomas. Las raíces están sustituidas por pelos rizoides (fig. 515)

El aparato reproductor es sexual y se compone de anteridios pluricelulares (fig. 513, 2) y arquegonios típicos, es decir, en forma de botella (fig. 512, B, y 513, 5). Los anteridios producen infinidad de espermatozoides o anterozoides biciliados (fig. 513, 3); los arquegonios encierran una voluminosa oosfera que ocupa el vientre de la botella y unas células del canal alojadas en el cuello y destinadas a convertirse en el líquido gelatinoso que rezuma al exterior.

---.
Figura 513. ---.

La fecundación se verifica penetrando por el cuello del arquegonio un espermatozoide. Estos quedan en libertad por apertura del anteridio, y, nadando en las gotas de rocío o lluvia, se acumulan, atraídos quimiotácticamente por la exudación de las células del canal, en la boca del cuello de los arquegonios. (fig. 513, 5)

El desarrollo del huevo. Formación del esporogonio. - 1. En las muscíneas inferiores, llamadas hepáticas (fig. 512), el huevo origina un embrión de sencillísima estructura, llamado esporogonio, que queda hasta su muerte dentro del vientre del arquegonio (C y D) o sobre sale de él muy poco. La casi totalidad de sus células se transforma en el llamado arquesporio o tejido de células madres de esporas; sufren dos divisiones consecutivas, una de las cuales reductora, y originan tetradas de esporas. Las células periféricas del esporogonio son estériles y forman una cápsula, cuya dehiscencia pone en libertad las esporas que encierra. Estas poseen dos membranas, una interior, celulósica, llamada intina, y otra exterior, fuertemente cutinizada, denominada exina. Cuando caen a tierra y encuentran humedad suficiente, germinan (fig. 514, A) pero no dan directamente nuevas plantas sexuales, sino un insignificante cuerpo vegetativo indiferenciado, llamado protonema, del que nacerá, por gemación, un cierto número de aquéllas.
Como habremos notado, en estos vegetales existe la generación alternante. La planta con anteridios y arquegonios representa un gametofito haploide, y el esporogonio, que sale del huevo, un esporofito diploide. El protonema es un cuerpo intermedio destinado a aumentar el número de gametofitos salidos de las esporas.

---.
Figura 514. ---.

2. En las muscíneas superiores, denominadas Musgos (fig. 515), el tronco esporofítico o esporogonio es bastante más complicado; incluso tiene estomas; pero queda también sobre el gametofito, viviendo a costa de el. En estas muscíneas la cápsula (3) con las esporas queda limitada a la parte apical, estando sustentada por una porción filiforme o seta (s), que por su extremo se hunde en los tejidos del musgo a modo de chupador. La apertura de la cápsula se hace mediante una tapadera u opérculo apical (d). El gran crecimiento en estas muscíneas determina las ruptura del vientre del arquegonio, el cual queda sobre la cápsula, formando una cofia caediza (fig. 515, c). El protonema de los musgos (fig. 514) está muy desarrollado y se compone de un sistema de filamentos verdes, ramificados, fijos al suelo por pelos rizoides.

Se clasifican las Briofitas en dos clases:

CLASE I. Hepáticas. Comprende las muscíneas inferiores. Entre ellas merece mención la Marchantia polimorfa que forma céspedes en los lugares húmedos.

---.
Figura 515. ---.

CLASE II. Musgos. Comprende las muscíneas superiores. Las muscíneas superiores. Los más importantes son los esfagnos (Sphagnum), que vive en los pantanos turberas y tienen un gran interés geológico por ser los principales formadores del carbón actual, llamado turba; el Polytrichum commune (fig. 515) que forma césped en los bosques húmedos; la Barbula muralis, que se encuentra sobre los muros; la Fumaria hygrometrica, notable porque el pedúnculo de la cápsula se arrolla cuando se la deseca y endereza cuando se la humedece; y los Mnium (fig. 516).

---.
Figura 516. ---.



índice

Introducción.
Historia Natural. Seres naturales. División de la Historia Natural.
Notas diferenciales entre los seres inórganicos y los dotados de organización.

BIOLOGIA

PRELIMINARES.
Ciencias biológicas.
Los fenómenos vitales. Funciones elementales de la vida.
La clasificación de los seres vivos. Grupos taxonómicos.
La especie.
La nomenclatura de los seres vivientes.
Subdivisiones de la especie.
Los Reinos biológicos.

1 Parte: BIOLOGIA GENERAL.
Capitulo I. LA MATERIA VIVIENTE.

Capitulo II. EL ORGANISMO ELEMENTAL. 

Capitulo III. LOS SERES PLURICELULARES.

Capitulo IV. LA REPRODUCCION.

Capitulo V. LA HERENCIA.

Capitulo VI. TEORIA DE LA DESCENDENCIA.

ZOOLOGIA

I. ORGANOGRAFíA ANIMAL.

II. EMBRIOLOGíA ANIMAL.
III. LOS GRUPOS TAXONóMICOS ANIMALES.

IV. ECOLOGÍA ANIMAL.
V. ZOOGEOGRAFÍA.

BOTÁNICA

I. La célula y los tejidos vegetales.
II. Organización de los vegetales.
III. Fisiología vegetal.
IV. Ecología Vegetal.
V. Grupos Taxonómicos.
       Arrizofitas.
       Rizofitas.
          Pteridofitas.
          Fanerogamas.
            Gimnospermas.
            Angiospermas.
VI. FITOGEOGRAFÍA.

HONGOS

GEOLOGÍA

Mineralogía - Cristalografía
Mineralogía especial
Petrología especial
Geología Fisiológica
Geodinámica
Geología histórica
Geología apéndice



Amplia tu información sobre la Naturaleza de Aragón

Si quieres ampliar tu información sobre Aragón puedes empezar recorriendo sus variados paisajes
Para empezar un recorrido por la fauna también la flora los hongos la geología de su territorio y el uso del agua en Aragón.
Para deleitar la vista, puedes fijarte en la colección de fotografías de animales pequeños
Puedes sumar cultura y naturaleza en sus Parques culturales
Para profundizar puedes estudiar la Historia Natural para avanzar en las ciencias naturales o su extenso Bestiario que se desarrolla en sus monumentos históricos.

Otras páginas sobre naturaleza en Internet



Agua | Fauna | Flora | Geología | Dinosaurios | Hongos | Naturaleza en Aragón
Bestiario | Actividades | Fotografías de Invertebrados | Parques Culturales | Paisajes
3 Reinos | Historia Natural | Ebro | Moncayo | Monegros | Ordesa | Zh2o
Claves | Indice Alfabético | Libros | Legislación | Diccionario | Otras Direcciones



Copyright 1996-2017 © All Rights Reserved Javier Mendivil Navarro, Aragón (España)

Aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia